Warning: session_start(): open(/tmp/sess_1f6a25850145ba63a6cdccf9d4500d50, O_RDWR) failed: Disk quota exceeded (122) in /home/unainfan/public_html/wp-content/plugins/richtexteditor/richtexteditor/include_rte.php on line 10
Rómpeme, mátame… pero no me ignores – Una Infancia feliz

Rómpeme, mátame… pero no me ignores

Mi hijo me tiene al borde ¿Qué hago?
30 octubre, 2016
Llorarás y llorarás
30 octubre, 2016

Rómpeme, mátame… pero no me ignores

Tal como dice la canción, el niño no tolera que lo ignoren y muchas veces a los adultos nos tocará aprender a ignorarle aquellas conductas que consideramos inadecuadas hasta que las deje de producir. En su proceso de crecimiento, los pequeñitos aprenden cómo obtener la atención de los padres, y esto lo consiguen a cualquier precio.

Lo que sucede es, que de alguna manera equivocada, los padres aprenden a prestar más atención a las cosas malas, inadecuadas o a los errores que nuestros hijos cometen.rompemeObservemos, por ejemplo, lo siguiente: mientras el niño pequeño se mantiene jugando tranquilo no me le acerco ni lo molesto para nada, pero en el momento en que reacciona inadecuadamente –con gritos, llantos, rompiendo cosas, lastimándose- nos acercamos (para regañarle, gritarle, pegarle, castigarlo) ¿Qué significa esto? Pues que el niño aprende que cuando se porta mal es cuando tiene la atención del adulto (así sea para maltratarlo), pero la tiene, y con eso se conforma. Lo más grave de esto es que a largo plazo va a generalizar dicho comportamiento, una y otra vez llamará la atención de manera inadecuada, lo que lo convertirá en la típica persona conflictiva que encontramos en diversos ámbitos (profesional, familiar, social, pareja) Debemos hacer todo lo contrario: en el momento en que el niño esté tranquilo, acerquémonos con amor a compartir con él. De esta manera le enseñamos un modelo adecuado de conducta.

Y cuando le dé la pataleta ¿qué hago?

Comúnmente ocurre en este proceso de implementar la disciplina que cuando el padre no complace al hijo, éste toma la decisión de armarse con lo que conocemos como berrinche, pataleta, ataque de furia o ataque de rabia… En la corriente psicológica conocida como Conductismo hay un principio clave en lo referente al reforzamiento de conductas que dice lo siguiente:

* Una conducta X que sea reforzada positivamente (con abrazos, besos, chucherías, sonrisas, halagos, premios) se repite dos veces más.

* Una conducta X que sea reforzada negativamente (con castigos verbales o físicos: regaños, gritos, pelas, privación de privilegios), se repite una vez más.

* Una conducta X que sea ignorada, descalificada (no la veo, no la oigo, no hablo de ella), a la larga desaparece, se extingue, muere.

Quiere decir esto que lo único que tenemos que hacer para que una conducta desparezca es ignorarla, no tomarla en cuenta, actuar como si no estuviera ocurriendo, a excepción de aquellas que puedan resultar peligrosas. En este caso no podemos ignorarla, sino que tenemos que actuar alejando al niño de la situación, y es importante que lo hagamos sin mostrarle al niño rabia o malestar. ¡Pero ojo! Este ignorar la conducta debe hacerse de manera consistente –cada vez que ocurra- hasta lograr el objetivo: que desaparezca.

Amor con amor se paga

Si usted tiene planificado sembrar una mata de mango, no puede esperar que cuando la mata dé sus frutos, usted recogerá duraznos. Lo único que podrá recoger serán mangos, pues eso fue lo que sembró. Lo mismo pasa con el amor: cuando disciplinamos a nuestros hijos con firmeza y amor, ellos aprenderán un modelo sano de conducta y responderán amorosamente. Si por el contrario, intentamos equivocadamente disciplinarlos con rabia, agresividad y maltratos, eso será lo que cosechemos.

Lic. Irene Blanco de Velásquez


Warning: Unknown: open(/tmp/sess_1f6a25850145ba63a6cdccf9d4500d50, O_RDWR) failed: Disk quota exceeded (122) in Unknown on line 0

Warning: Unknown: Failed to write session data (files). Please verify that the current setting of session.save_path is correct (/tmp) in Unknown on line 0